Trabajo Colaborativo

Una de las dificultades del mundo actual es el individualismo, lo cual ha generado la competencia entre las personas y dificultades para relacionarnos con otros, lo que en el mundo laboral incide en los equipos de trabajo y, por tanto, en la baja productividad. Es por ello que en la actualidad, las empresas han comenzado a otorgar mayor importancia a las competencias personales de sus funcionarios por sobre los conocimientos, puesto que aquellas competencias como el trabajo en equipo, el liderazgo, la comunicación efectiva, entre otros, facilita el trabajo colaborativo entre los diferentes departamentos o equipos de trabajo, aumentando la productividad y el clima laboral.

En el ámbito educativo, de más está decir que el aprendizaje sólo se puede producir en compañía de otros. Un bebé recién nacido conoce el mundo a través de lo que su madre logra transmitirle en el regazo materno. Un niño logra aprender el lenguaje humano a través del contacto con sus seres más cercanos, su familia. La esencia del ser humano es aprender estando con otros. Y un niño o niña que ha crecido sin la compañía humana ve deteriorado su desarrollo físico, cognitivo y emocional.

El trabajo colaborativo o aprendizaje colaborativo implica la estructuración conjunta de una actividad con participación compartida de dos o más estudiantes. Se trata de un intento coordinado y continuo para resolver un problema o construir conocimiento común, implicando un compromiso conjunto hacia un objetivo común.

Algunos de sus beneficios es que facilita la independencia de estudiantes para resolver problemas, fortalecer su motivación por el aprendizaje y, por tanto, sus resultados académicos, reconocer y tolerar las diferencias de opinión, favorecer la resolución pacífica de conflictos a través del uso del diálogo y el debate, mejorar la convivencia entre los integrantes de las comunidades de curso y fortalecer competencias personales en los y las estudiantes, tales como: Liderazgo, trabajo en equipo, comunicación efectiva, proactividad, entre otras.

Como escuela, nos hemos propuesto iniciar estrategias que promuevan el trabajo colaborativo en las aulas de clases, con el fin de mejorar tanto los resultados académicos como la convivencia en el aula.

Márbelan Inostroza M.

Psicóloga Escolar, Magíster en Psicología

Escuela Unidad Divina, La Florida